🥇 🥇 ¿Por qué y cómo desinfectar unas tijeras de podar? Saltar al contenido

¿Por qué y cómo desinfectar unas tijeras de podar?

¿POR QUÉ Y CÓMO DESINFECTAR UNAS TIJERAS DE PODAR?

Las tijeras de podar te permiten realizar trabajos de precisión que otros instrumentos no pueden. Es muy útil para desramado ligero o recolección de fruta, con su corte limpio. 

Para preservar su eficacia, es necesario mantenerlas regularmente. ¿Qué son las tijeras de podar? ¿Por qué deberías desinfectarlas con frecuencia? ¿Y cómo se hace? De eso es de lo que planeamos hablarte aquí.

¿Qué son las tijeras de podar?

De uso general en horticultura y agricultura, esta herramienta permite realizar operaciones de poda. Está equipado con dos asas conectadas a un eje. Uno se extiende con una cuchilla y el otro con una contracuchilla. Estas hojas permiten cortes limpios y muy precisos.

Los jardineros expertos casi nunca se separan de esta herramienta. Lo usan para hacer esquejes de calidad o cortar arbustos. Sin embargo, cuando no se mantiene con regularidad, puede parecer peligroso para las plantas. El siguiente punto te enseñará más sobre esto.

¿Por qué desinfectar regularmente sus tijeras de podar?

Las tijeras de podar son una de las herramientas de jardinería más esenciales. Sin embargo, con el uso repetido en varias plantas, los portaobjetos a veces se contaminan con plantas enfermas. Por lo que al usarlas nuevamente sin limpiarlas en otras plantas, pueden transmitirles enfermedades y bacterias. 

Por otro lado, una podadora sin mantenimiento corta muy mal. Por eso es necesario que la desinfectes después de cada uso. Para ello, te presentamos algunos pasos a seguir para desinfectar tus tijeras de podar.

Desinfecta tus tijeras de podar en 4 pasos

Si mantienes adecuadamente tu podadora, siempre estará lista para usar. Esto implica seguir el procedimiento siguiente:

Paso 1: limpiar las cuchillas

Durante tu trabajo de jardinería, la savia de las plantas se adhiere a las hojas de las tijeras de podar. Ésta puede ser la causa de un mal corte. Entonces, lo primero que debes hacer es limpiar estas partes móviles con un desinfectante y una bola de algodón

Como desinfectante, puedes usar una solución de lejía o alcohol metilado. Una vez que hayas desinfectado las cuchillas, puedes proceder al paso de afilado.

Paso 2: afila la cuchilla móvil

En este nivel, utilizarás una piedra de afilar o una muela abrasiva para afilar la hoja (no es necesario afilar la contracuchilla). El ángulo de afilado suele ser notificado por el fabricante. 

En cuanto a la técnica, es más manual que textual. Para algunos modelos, la apertura de las tijeras de podar no es lo suficientemente amplia. 

En este caso, es suficiente desmontar la cuchilla y reemplazarla después del afilado. Si está demasiado dañado, tendrás que cambiarlas por completo. Ahora verifica el estado del resorte y examina la tensión de las partes móviles.

Paso 3: Examine el estado del resorte y la tensión de la hoja.

Al retirar la hoja, recuerda comprobar la tensión del resorte. Si está demasiado relajado, es necesario que lo reemplaces por uno nuevo. Las piezas de tijeras de podar están disponibles en las tiendas de mejoras para el hogar. 

Además, examina también la tensión de las dos partes móviles. Para ello, intenta pasar un papel entre ellos. Si el apriete es bueno, el papel no pasará. 

Paso 4: lubricar las articulaciones articuladas

Ahora vas a verter unas gotas de lubricante (o aceite vegetal) en las partes articuladas de tu herramienta. Opera la herramienta varias veces para que el producto pueda penetrar en el punto de unión de las hojas. 

Esta operación mejorará el manejo de tu instrumento. Después de eso, ataca cualquier punto de óxido que tenga tus tijeras de podar. Frota las áreas correspondientes con lana de acero. Finalmente, agrega un poco de aceite de 3 funciones.

Cuando termines, guarda tu herramienta en un lugar seco y bien ventilado hasta el próximo uso. Sin embargo, después de varias semanas de inactividad, asegúrate de aplicar una pincelada de aceite a los portaobjetos antes de usar el instrumento.

Las tijeras de podar son la herramienta ideal para obtener buenos resultados durante tus operaciones de poda. Son maniobrables, robustas y extremadamente eficiente. 

Por eso, no olvides mantenerlas con regularidad para mantener su funcionalidad.