Saltar al contenido

Cómo hacer un aspersor casero de jardín con una simple botella de plástico

Cómo hacer un sistema de riego casero

¿Necesitas un aspersor casero como sistema de riego para regar tu jardín? ¡No es necesario comprar uno! Todo lo que necesitas es una botella de plástico. Sí, sí, has leído bien, ¡una simple botella!

Materiales para hacer un sistema de riego artesanal por aspersión

Para hacer un aspersor o una regadera rústica necesitarás cuatro cosas: una botella de plástico, una manguera de jardín que esté conectada a una toma de agua, cinta aislante y unos pocos minutos de tu tiempo

Pasos para hacer un aspersor de riego casero

1. Toma una botella de plástico vacía.

2. Enjuaga bien con agua hasta que quede lo más limpia posible.

3. Quita la etiqueta.

4. Con un taladro, taladra una línea de agujeros cada 3 cm.

5. Gira ligeramente la botella y vuelve a hacer una línea de agujeros a 3 cm del primero.

6. Repite dos veces más para tener cuatro filas de agujeros en total.

7. Ahora coloca parte de la manguera de jardín en la botella.

7. Toma cinta adhesiva y envuélvela alrededor de la tubería para ensancharla.

8. Mete la parte de la tubería con la cinta dentro de la botella.

9. Coloca cinta adhesiva alrededor del cuello de la botella para mantener la manguera unida.

10. Coloca el aspersor donde desees y abre el grifo del agua.

Y ahí lo tienes, hiciste un aspersor de agua casero para tu jardín con una simple botella de plástico 🙂 Fácil y rápido, ¿no?

Aún es más económico que comprar un aspersor. Puedes usarlo para regar tu césped, tus plantas y flores. Incluso como ducha y poder refrescarte al mismo tiempo que riegas tu jardín. ¿Qué te parece?

Tu turno…

¿Has probado este sistema de riego casero en tu jardín? Háganos saber en los comentarios si te funcionó. ¡Estamos ansiosos por tener noticias tuyas! Te gusta este truco? Compártelo con tus amigos en Facebook.